Cómo Usar y Cuidar su Molino de Carne


Si aún se pregunta “¿Por qué debería moler mi propia carne?" las ventajas son numerosas, pero aquí hay solo algunas:


Mejor sabor. Por lo general no se sabe cual es la calidad de los cortes de carne que se utilizan en la carne molida de súper mercados. No se sabe nada más específico al respecto que el contenido de grasa. Moler en casa o su negocio le permite controlar qué cortes de carne se utilizarán, junto con el contenido de grasa. Eso significa hamburguesas más sabrosas, salchichas más jugosas y ragú más rico.


Mejor textura. Moler carne fresca le permite mantenerla agradable y suelta, mejorando los niveles de humedad y la textura después de la cocción.


Mayor seguridad. Al moler su propia carne se puede llevar normativas de inocuidad en los alimentos.


Aquí hay una guía básica sobre cómo usar y mantener su molino.


Todos los molinos de carne constan de las mismas partes básicas:


El empujador y la tolva son donde se agregan cubos de carne. El empujador se utiliza para empujar la carne por el tubo de alimentación y para mantener las cosas en movimiento. Por lo general, hay una bandeja ubicada en la parte superior del tubo de alimentación, donde se puede almacenar carne adicional antes de introducirla en la picadora. Cuanto más grande sea esta bandeja, más conveniente será moler lotes más grandes de carne.


El tornillo (Gusano) es la parte de trabajo principal del molino. Empuja constantemente la carne por el eje y hacia las cuchillas.


La navaja y el cedazo se encargan de hacer la molienda. La navaja es una pieza pequeña en forma de cruz con un borde afilado en cada brazo que gira contra el cedazo. El cedazo es una pieza plana de metal con agujeros cortados en ella. A medida que el tornillo fuerza la carne en este orificio, la cuchilla la corta en una carne picada fina. El tamaño de los agujeros determina la finura de la molienda final. Existen distintos tamaños de cedazos para distintas recetas.


La cubierta se utiliza para mantener la cuchilla y la placa en su lugar a medida que la cuchilla se corta.




Cómo Usar y Cuidar de su Molino de Carne


Realmente no hay mucho que hacer cuando se trata de usar un molino de carne. Básicamente, todo lo que tienes que hacer es ensamblar el molino con el plato que desea; alimentar la carne recortada (Idealmente cortada en cubos y sin tendones y tejidos) en la tolva; encender el molino; y presionar la carne. Carne picada, así de simple.


Dicho esto, hay algunas cosas que debe tener en cuenta al moler:


Mantén todo frío.


Esto es lo más importante cuando estás moliendo. La carne tibia se untará, la grasa se filtrará y saldrá con una textura cocida similar a la del papel maché, pulposa y seca. (Tip: Coloque algunas piezas del molino en el congelador durante al menos una hora antes de moler) y mantenga la carne bien refrigerada hasta que esté lista para molerla. Si va a hacer salchichas que requerirán varias moliendas, muele la carne y colóquela en un tazón, luego el tazón colóquelo dentro de otro tazón lleno de hielo, para mantenerla fría en todo momento.


Corta bien la carne.


Las manchas suelen ser causadas por trozos de tendón que quedan atrapados alrededor de la cuchilla. Cortar bien la carne ayudará a prevenir esto.


Cuidado con las manchas.


Mantenga la hoja afilada. La cuchilla es la única parte de su amoladora que debería necesitar mucho cuidado o atención. Una cuchilla sin filo manchará la carne. Afortunadamente, la cuchilla y la placa deberían mejorar cada vez más con el uso repetido. El metal se muele microscópicamente cada vez que lo use, por lo que el contacto entre la cuchilla y la placa debe ser cada vez más estrecho. Nada se muele tan suavemente como un molino bien cuidado y bien usado. De vez en cuando tendrá que afilar sus cuchillas si se han vuelto demasiado opacas. Una vez al año más o menos para un molino moderadamente bien usado es más que suficiente. O, simplemente compre algunas cuchillas de repuesto.


Mantenga su plato limpio. Dejar que la carne se seque y se pegue a la cuchilla es una buena manera de enfermarse. Asegúrese de quitar y lavar bien todas las partes de la amoladora entre muelas. Incluso en un modelo de acero inoxidable, la placa a menudo está hecha de un material fundido a presión diferente. Lo mejor es lavarlo a mano con agua caliente y jabón y secarlo cuidadosamente con una toalla limpia después de cada uso.


La doble molienda de grande a pequeño.


Si necesita un molido extra fino para ciertos tipos de salchichas, asegúrese de moler la carne dos veces, enfriándola de nuevo entre lotes: una vez a través de un cedazo más grande de un cuarto de pulgada, luego una segunda vez a través de un cedazol más pequeño. Esto ayudará a evitar las manchas y le dará una molienda más uniforme y una salchicha con mejor textura al final.

Salar la carne para las salchichas antes de molerla y la carne para las hamburguesas después de formar las hamburguesas. Cuando agrega la sal a su carne, tiene un gran impacto en la textura terminada. Cuando se agrega antes de moler y mezclar, disuelve algunas de las proteínas, lo que les permite unirse más fácilmente en una matriz apretada, dando lugar a una textura más elástica, similar a una salchicha, ideal para kielbasa (salchicha polaca), pero no tan deliciosa en una hamburguesa.


Un Último Consejo Rápido


Una vez que haya terminado de moler, antes de desarmar el molino o mover el tazón, tomar una rodaja de pan y pasarla por el molino, al igual que la carne. La carne restante saldrá, y el pan molido que sale detrás de ella puede ser descartado (aunque tampoco dolerá mucho agregarlo a la carne molida).. El resultado es un mejor rendimiento y una limpieza más fácil.


Conozca nuestros productos de procesamiento y distintos modelos de molinos carniceros disponibles: https://www.inter-americana.com/procesamiento






78 visualizaciones